Acceso



Fito: «Nunca sé si una canción va a gustar; bastante es que me emocione a mí» PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Fito Cabrales da algunas pistas del concierto que ofrecerá en Segovia junto a su banda este viernes 7 de mayo.


Recuerda perfectamente su último concierto en Segovia, y confía en que el que ofrecerá el viernes, 7 de mayo, en la Ciudad Deportiva de La Albuera, sea más tranquilito. Fito Cabrales (Bilbao, 1966) cuenta como en aquella noche en La Granja, un agosto que parecía noviembre, “estuvo toda la tarde lloviendo, cada vez que intentábamos enchufar había problemas, y lo lógico era suspender, pero ya que estábamos allí queríamos tocar y es un concierto que al final salió, aunque fuera con dos focos, y que no se te olvida, porque esos son los conciertos mágicos”.

Desde su casa, aunque se encuentra en plena gira de “Antes de que cuente diez”, cercano pese a la distancia que impone a veces la línea telefónica, y dispuesto a charlar más allá de los 15 minutos concedidos por la discográfica, Fito, que logró el éxito con Platero y tú y lo ha repetido con creces en solitario, explica que este show “es distinto a todo lo anterior, no ya sólo por el público, sino también por tí, porque te tienes que ilusionar”.
“Para mantener esa ilusión cambias el escenario, algunos músicos... siempre con la idea de ofrecer un montaje digno, bonito, que la gente diga “guau”, pero en el que a la vez lo importante sea la música; para mí es importante lograr un equilibrio y que el montaje no distraiga de lo principal, que son las canciones”, resume.

En este espectáculo, además de los diez cortes de “Antes de que cuente diez” y una selección de los temas más conocidos de discos anteriores, de la música de Fito, en definitiva, tiene un papel importante La Cabra Mecánica; más allá del papel de teloneros, son parte de una gira en la que están muy involucrados. “Es un gran lujo contar con ellos; son amigos desde hace años y todo empezó por la versión suya que hicimos en el disco (“A cien”); luego hablaron con mi gente, decidieron que se venían de gira y yo encantado, porque es una muy buena banda, y además hay cariño de verdad”.

En cuanto a “Antes de que cuente diez”, su último disco, y las inevitables comparaciones con los super ventas “Lo más lejos a tu lado” y “Por la boca vive el pez”, Fito afirma muy claramente que no sabe lo que espera el público de él en cada trabajo. “Yo hago canciones y no tengo capacidad para pensar si eso va a gustar o no; bastante tengo con sacar la canción adelante, pasarme toda una noche con una frase y conseguir que el resultado me emocione a mí”.

El artista simplifica al máximo el proceso, casino online al menos en su descripción: “Yo sólo intento hacer canciones que me lleguen; que sean más rápidas o más lentas, o los arreglos que lleven después, me parece secundario; para mí la meta en la música, más allá de los estilos, es que la gente sienta algo; no hay otro fin; mi lenguaje es el rock, pero creo que es lo mismo en la música clásica o el flamenco, lograr que el que escucha sienta algo y cuando ves que has conseguido eso, es una recompensa muy fuerte”.

Con diez años de carrera en solitario para alumbrar “Antes de que cuente diez”, parece que Fito Cabrales ha encontrado casi un número cabalístico, pero asegura que no tiene ni idea de cómo se ve dentro de otros diez años. “No tengo capacidad para planteármelo; ahora mismo, esta gira es el resto de mi vida, no soy capaz ni siquiera de pensar en el próximo disco, sólo en el próximo concierto”.

“Creo que no es muy saludable hacer demasiados planes, que la vida es cada momento y que muchas veces esos planes no se cumplen. La verdad es que casi todo lo verdaderamente importante que me ha ocurrido en la vida no estaba planeado... Conoces a gente, y te van pasando cosas; es así en la vida y en la música es igual; a lo mejor mañana conozco a un pianista y mi próximo disco es un disco de piano, no lo sé”.

De momento, Fito Cabrales piensa en su próximo concierto, en este caso, el de Segovia, y en una gira que ya está en su ecuador y que en verano le llevará fuera de España, a distintos países de Europa y Asia. “Sólo quiero disfrutarlo”. Que no es poco.

Fuente de la noticia: El Adelantado de Segovia, 05 de Mayo de 2010