Acceso



«La exasperación es como una tela de seda que vibra con el roce» PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Paloma González Poza - Escritora

Paloma González Poza dice en su poética que su escritura nace de «la imposibilidad de no buscar el pliegue más profundo para instalarme en él y mezclarme en los innumerables seres que habitan en las aceras de mi mente». Así lo recoge el prólogo de 'Doce huesos duros de roer', antología publicada por Mundos Posibles que recopila relatos de una docena de autores noveles entre los que se halla esta madrileña afincada en Segovia desde hace más de veinte años y a la que le encanta esta tierra «para vivir», aunque la publicación del libro haya sido posible gracias a la proximidad con la capital de España, reconoce.
 
Junto a González Poza comparten sus relatos Christine Andrés; Pablo Bravo; Zeneida Filoso Landaluce; Ana García Mañas; Pablo García Redondo; Juan Hoppichler; Almudena Oficialdegui ; Marieta Pancheva; Andrea Romera Rabasa; Carmen Sandoval, y Eduardo Waisman. La segoviana de adopción, concibe la escritura no tanto como una vía de escape, sino como «la forma que tengo de expresar lo que realmente soy».
 
La presentación del libro tendrá lugar hoy, a las 18 horas, en el bar Santana de la capital segoviana. Ella, como escritora y como amante de online casino la literatura, también se une al duelo por la muerte de Miguel Delibes: «es una gran pérdida porque ha sido uno de los más grandes de la literatura contemporánea. Hemos aprendido de él y en sus novelas expresan muy bien el temperamento castellano».
 
-¿Cómo surge la idea de 'Doce huesos duros de roer'?
 
-El grupo de autores llevábamos cerca de cuatro años trabajando juntos. Estábamos en un taller de escritura creativa y al final del año pasado Mundos Posibles, que tiene una sección de autores noveles, propuso la idea de reunir el material y de hacer un libro común. Después, entre todos hemos decidido los textos e incluso nos hemos corregido mil y una veces hasta su publicación definitiva.
 
-Imagino que se agradecen apuestas como la de Mundos Posibles...
 
-La verdad es que sí, es una editorial muy valiente.
 
-¿Dónde busca la inspiración?
 
-Llevo escribiendo mucho tiempo y tengo un par de cuentos publicados; en uno de ellos hablo de la sensación que me produce ver la realidad desde otro ángulo, desde las grietas, aunque sin ser una cosa deliberada, porque las cosas no son lo que parecen. Me gusta observar y recoger, por ejemplo, los retazos de una conversación que oyes por ahí. Después soy, por regla general optimista: pienso que la realidad es divertida, lo que no quita que haya cosas que te entristezcan. También en mis relatos uso el tono irónico, me gusta mucho el humor, aunque sea amargo.
 
-Este proyecto también tiene un blog con el título de 'Exasperados', que es la clave que une a los doce autores. ¿Todos los relatos salen de esta ventana literaria en Internet?
 
-No todos están en el blog, aunque sí es cierto que lo primero que hicimos en común fue ese blog.
 
-¿Qué es para usted la exasperación?
 
-No la considero en el sentido de irritación o de estar todo el rato enfadado. Pienso en ella más como la sensibilidad agudizada al máximo, como algo muy especial, una tela de seda que vibra con el roce.

Fuente de la noticia: El Norte de Castilla, 12 de Marzo de 2010